“Quizá sea una oportunidad para vencer la balcanización editorial que vuelve extranjeros a escritores que comparten la misma lengua”. [NOTA DE SILVINA FRIERA EN PAGINA12]